Estamos programados para juzgar por la apariencia, forma parte de nuestro ADN, y no podemos liberarnos de esa carga genética a base de normativas legales. Ya sé que no es políticamente correcto admitirlo, pero tanta corrección política ha terminado por pervertir un sistema de convivencia que pide a gritos una revolución.

El poder no solo no escucha, tampoco mira ni observa, hay una ceguera generalizada muy nociva, falta empatía y asertividad por todos lados. Pero cuidado, porque el poder no está solo en la política; también se ejerce el poder detrás de una ventanilla de atención al público o impartiendo clases en un aula de primaria.

De todo esto hablé con Ana Sharife en canariasenhora.com, una charla en la que abordamos cómo la comunicación no verbal puede ayudar a resolver la crisis de credibilidad, o cómo un solo gesto puede arruinar una reputación.

Aquí tienen la entrevista:

cesar facebook cover

César Toledo
Analista y experto en Comunicación no verbal
Asesor de Comunicación política, con más de 25 años de experiencia profesional, César Toledo ha diseñado y coordinado la estrategia de comunicación de diversas campañas electorales locales y nacionales, en el ámbito insular. Analisisnoverbal.com es un proyecto creado y dirigido por este periodista tinerfeño, experto en análisis y máster en Comportamiento No Verbal, quien advierte que “hemos caído en la arrogancia de creernos racionales, cuando lo cierto es que la emoción y el instinto nos gobiernan la mayor parte del tiempo”. Miembro de ACONVE, la primera organización que reúne a los profesionales del sector en España, en noviembre impartirá una serie de cursos de Iniciación al Comportamiento no verbal y la Comunicación en Madrid, Tenerife y Gran Canaria (en la Cámara de Comercio). Sobre los malos entendidos señala: “La vida es como el Whatsapp, nos faltan emoticonos para expresarnos con exactitud, y los pocos que tenemos los usamos mal”.

¿Se podría decir que la vida está llena de malos entendidos?

La vida es como el Whatsapp, nos faltan emoticonos para expresarnos con exactitud, y los pocos que tenemos los usamos mal. La mayor parte de los conflictos de nuestro entorno personal y laboral tienen su origen en un deficiente manejo de la comunicación no verbal, porque las palabras por sí solas no son suficiente para entendernos. Si interpretáramos correctamente las señales que recibimos y emitimos podríamos reducir mucho la conflictividad.

¿Qué puede esperar quien acuda a uno de sus cursos?

Una nueva visión de la comunicación. Unas pocas horas de formación no te convierten en un analista experto, pero el resultado es sorprendente, empiezas a observar la realidad con otra panorámica mucho más amplia. Lo primero que aprendes es a distinguir las emociones básicas en cualquier rostro, y a descifrar las señales fundamentales del lenguaje corporal, las de verdad, no los mitos y las leyendas absurdas.

¿Y eso qué utilidad tiene?

Muchísima, parece algo intrascendente, pero es como pasar de la tele en blanco y negro a lo último en alta resolución y sonido digital. No vuelves a ver a los demás de la misma forma. Observando a otra persona no puedes adivinar lo que realmente piensa, pero sí cómo se siente y cómo le haces sentir. Ese es el primer paso para modular tu conducta y aprender a comunicar con eficacia.

“El contacto visual es una de las herramientas más eficaces para regular la comunicación”

¿Por qué son tan embarazosos los actos de saludar y despedirse?

Generalmente, por inseguridad y porque no estamos a lo que estamos, sino haciendo cábalas mentales sobre lo que estará pensando la otra persona o lo siguiente que vamos a hacer. Relajación, contacto visual y una sonrisa sincera deberían bastar para salvar un saludo con nota.

¿Hay miradas que funcionan?

Todas funcionan, pero no siempre en el mismo sentido. Hay miradas que hieren, que atraviesan, que matan y que duelen, pero también hay miradas que enamoran, por supuesto. El contacto visual es una de las herramientas más eficaces para regular la comunicación, para expresar nuestros sentimientos o mostrar interés, es la base de la escucha activa. Sin contacto visual es muy complicada la interacción, por eso los niños pequeños se tapan los ojos cuando no quieren que los vean.

¿Es cierto que cuando estamos mintiendo o forzando una situación, el cuerpo nos delata?

Por supuesto, pero no como la gente cree. Hay muchas leyendas y falsas creencias sobre este asunto. No es cierto, por ejemplo, que al mentir nos toquemos la nariz o apartemos la mirada. Los indicadores conductuales del engaño son escasos, y hay que saber contextualizarlos adecuadamente, con una buena entrevista cognitiva y un análisis riguroso del contenido con criterios. En general, somos muy mentirosos y malos detectores, aunque la mayor parte de los humanos piensa lo contrario.

César Toledo, experto en comportamiento no verbal
César Toledo, durante un momento de la entrevista.

¿En qué medida es importante tener educación?

La educación es necesaria para la socialización y la supervivencia de nuestra especie. Sobre todo, la educación emocional, que es la que más falla hoy en nuestro sistema educativo. Nos iría mucho mejor si en lugar de enseñarnos a reprimir y a ocultar las emociones aprendiéramos a gestionarlas correctamente desde pequeños. En ese campo el lenguaje corporal resulta imprescindible.

“En general, somos muy mentirosos y malos detectores, aunque la mayor parte de los humanos piensa lo contrario”

¿Por qué nos preocupa tanto la imagen que proyectamos ante los demás?

Porque estamos programados así, es parte de nuestro ADN y de otros muchos animales. Está científicamente demostrado que juzgamos por la apariencia. El aspecto de una persona influye no solo en el momento de elegir pareja, sino también a la hora de aceptar un acuerdo, seguir un tratamiento médico o conseguir un trabajo. No podemos desprendernos de esa condición, por eso, por ejemplo, las audiciones en las grandes sinfónicas se hacen a ciegas. La apariencia nos contamina, es inevitable.

¿Es cierto que decidimos si una persona nos gusta o desagrada en milésimas de segundos?

Absolutamente, está comprobado. Hoy las técnicas de neuroimagen permiten estudiar el cerebro en funcionamiento, y eso es una gran ventaja. Al ver una cara podemos decidir en menos de 100 milisegundos si nos gusta o no, y además es un proceso automático en el que no interviene el cerebro racional, sino el emocional. Luego el neocórtex empieza a rebuscar datos lógicos en nuestra memoria, para justificar una decisión irracional e involuntaria.

“Hemos caído en la arrogancia de creernos racionales, cuando lo cierto es que la emoción y el instinto nos gobiernan la mayor parte del tiempo”

¿Por qué los expertos en el arte de comunicar se apoyan tanto en los aspectos no verbales?

Porque la mayor parte de la información tiene un marcado componente emocional, y se transmite inconscientemente a través del lenguaje corporal. Lo que ocurre es que hemos caído en la arrogancia de creernos unos seres muy racionales, cuando lo cierto es que la emoción y el instinto nos gobiernan la mayor parte del tiempo sin darnos cuenta.

¿Un sólo gesto puede cambiar la reputación de un político? Póngame un ejemplo.

Puede incluso arruinarla, y no hace falta que sea un gran gesto obsceno o escandaloso, esos se pueden superar con una buena estrategia de comunicación. El problema está en los pequeños gestos que se filtran sin querer, y que impactan directamente en el inconsciente del ciudadano. Esos hacen un daño irrecuperable. Todos recordamos la sonrisa burlona de Artur Mas durante el himno en el palco de la Copa del Rey: esa expresión probablemente despertó más antipatía hacia su persona en el resto del país que todas sus aspiraciones independentistas juntas, que a mucha gente ni le interesan lo más mínimo.

¿Qué aconseja usted cuando alguien es agredido verbalmente?

Depende mucho de las circunstancias, pero la norma general es mantener la calma, dejar que el otro termine su alegato y no caer en la provocación. Hay que reencuadrar y seguir a lo que estábamos. Dejar que otro te marque el paso suele acabar mal.

“El poder no mira, hay una ceguera generalizada muy nociva, falta empatía y asertividad en nuestra sociedad”

¿Deberíamos tener preparado un repertorio de fórmulas para responder o tomar la palabra?

Nunca están demás, por muy ocurrentes que nos creamos. Aunque suene contradictorio, la improvisación requiere mucho entrenamiento. Lo importante es preparar bien el repertorio, porque si nos aprendemos de memoria cuatro fórmulas pero no las hacemos nuestras, ni las asimilamos como parte de nuestra conducta habitual, chirriará por todos lados.

¿Cómo mira el poder y cómo debería mirar?

El poder no mira, ese es el problema, y no me refiero solo al poder político; también se ejerce el poder detrás de una ventanilla de atención al público, o impartiendo clases en un aula de primaria. Hay una ceguera generalizada muy nociva, falta empatía y asertividad en nuestra sociedad, y para recuperarlas hay que mirar con todos los sentidos, no solo con los ojos. Lo principal es ponerse en la piel del otro.

¿Sigue siendo el arte de la persuasión el mismo a lo largo de los siglos?

Yo creo que sí. Varían las costumbres y el ambiente, no solo a lo largo del tiempo sino también entre las diferentes culturas, pero lo fundamental en el arte de persuadir es la atracción, y esa funciona igual desde mucho antes de la aparición de nuestra especie.

Aquí la entrevista original de Canarias en Hora.

The following two tabs change content below.
César Toledo
Consultor de comunicación, experto en análisis y máster en Comportamiento No Verbal por la Universidad Camilo José Cela y la Fundación Universitaria Behavior & Law. Miembro de ACONVE y de la Asociación de la Prensa (FAPE-FIP). Fundador de analisisnoverbal.com.