¿Sabes distinguir entre una sonrisa auténtica y una sonrisa social?

Te proponemos una sencilla prueba para calibrar tu destreza a la hora de reconocer una sonrisa genuina de otra que no lo es. El neurólogo francés Guillaume Duchenne estableció en 1862 las bases fisiológicas que las distinguen, características que puedes repasar antes de responder el test. En nuestra opinión, la sonrisa auténtica es una expresión facial innata que informa espontáneamente de una emoción, mientras que la sonrisa social es un gesto emblemático o regulador de marcado carácter cultural, con el que se intenta transmitir una información, sincera o no.

Guillaume Duchenne electroestimulacón facialEl propio Duchenne describía así su hallazgo en el siglo XIX:

“La emoción de alegría sincera se expresa en el rostro mediante una contracción combinada del músculo zygomaticus major y el orbiculari oculi. El primero obedece a la voluntad, pero el segundo solo lo activan las dulces emociones del alma. La falsa alegría, la risa engañosa, no pueden provocar la contracción de este último músculo. (…) El músculo que circunda los ojos no obedece a la voluntad; solo se pone en juego mediante un sentimiento verdadero, una emoción agradable. Su inercia, en la sonrisa, delata a un falso amigo”.

Un siglo después, el psicólogo norteamericano Paul Ekman confirmó la teoría de Duchenne, aunque matizando que es solo una porción del músculo orbicular del ojo la que difícilmente responde a la voluntad: la parte interna que tensa los párpados la puede mover cualquiera intencionadamente, pero no así la parte externa que se extiende a lo largo de toda la cavidad ocular (tirando de las cejas hacia abajo y de la piel de debajo de las cejas, y tirando hacia arriba de la piel de debajo del ojo y elevando las mejillas).

Veámoslo con un ejemplo práctico, comparando estas dos sonrisas de la actriz Julianna Margulies, Alicia Florrick en la popular serie de la CBS “The good wife”:

Codificación sonrisa auténtica vs social

La diferencia entre la sonrisa social y la auténtica (o espontánea) se aprecia fácilmente al comparar la actividad muscular alrededor de los ojos (1): en el primer caso hay cierta tensión en los párpados inferiores, pero no consiguen elevar la piel que los une a las mejillas (2), como sí ocurre en la imagen de la derecha.

En la sonrisa auténtica los ojos aparecen más cerrados y la línea de los párpados presenta con una curvatura distinta, difícilmente imitable de manera intencionada. Además, en los extremos se pronuncian las temidas arrugas “patas de gallo”, cosa que no sucede en la sonrisa social.

En cuanto a las comisuras de los labios (3), en la sonrisa social se retraen horizontalmente en lugar de elevarse, como sí ocurre en la sonrisa auténtica, dejando ver en este caso parte de la encía superior.

Otras curiosidades.

Las investigaciones retomadas en los años setenta por Paul Ekman, una de las voces más autorizadas en el estudio científico de las expresiones faciales, arrojan otros curiosos descubrimientos relacionados con la sonrisa Duchenne, como el hecho de que la activación orbicular se aprecie en un bebé desde los diez meses de vida cuando sonríe a su madre, y no cuando sonríe a un extraño.

Según los estudios realizados por Ekman, quienes suelen sonreír implicando los músculos orbiculares de los ojos afirman sentirse más felices, su presión arterial es más baja y las personas de su entorno las describen también como más felices.

Lo cierto es que los avances de la neuroimagen evidencian que sonreír con los músculos oculares y los labios activa zonas del cerebro típicas del disfrute espontáneo, algo que no sucede cuando se sonríe solo con los labios de forma cortés.

Y ahora, vayamos con el test. ¿Te atreves?

EL TEST

Hemos seleccionado diez imágenes de cinco actores de algunas de nuestras series favoritas. Solo tienes que observar detenidamente y responder si te parecen auténticas o sociales. Al final, comprobarás el resultado. ¡Suerte!

 

1. Claire Danes, la actriz protagonista de Homeland

 

 
 

 

2. Kiernan Shipka, la pequeña Sally Drapper de Mad men

 

 
 

 

3. Nikolaj Coster, Jaime Lannister en Juego de Tronos

 

 
 


4. Kevin Spacey, de House of cards

 

 
 

 

5. Emilia Clarke, la “madre de dragones” en Juego de Tronos

 

 
 

 

6. De nuevo Kiernan Shipka, la hija de Don Drapper en Mad men

 

 
 

 

7. Otra imagen de la protagonista de Homeland

 

 
 

 

8. Emilia Clarke, intérprete de Daenerys Targaryen en Juego de Tronos

 

 
 

 

9. Otra sonrisa de Nikolaj Coster de Juego de Tronos

 

 
 


10. Finalmente, otra imagen de Kevin Spacey, el terrible Frank Underwood

 

 
 

Bibliografía

Duchenne de Boulogne, G.B. (1862). The mechanism of human facial expression. Cambridge University Press (1990).

Ekman, P. (2015) El rostro de las emociones. Cómo leer las expresiones faciales para mejorar sus relaciones. RBA Libros.

Enlaces de interés: