No importa si te dedicas a la política o trabajas detrás de la barra de un bar: estos cinco consejos prácticos te ayudarán de igual manera. Son el primer paso para tomar consciencia de tu propio lenguaje corporal, el punto de partida para mejorar tu forma de comunicarte con los demás.

El estudio de la conducta no verbal es un campo muy complejo. Se aborda desde disciplinas muy variadas de las ciencias sociales y las ciencias naturales. No es un trabajo sencillo poner en común especialidades tan distintas como, por ejemplo, la sociología o la neurofisiología: requiere la intervención de auténticos expertos.

Y no todos los consejos que leemos o escuchamos por ahí provienen precisamente de expertos. ¿Cuántas veces has oído decir que tocarse la nariz al hablar es una señal de que estamos mintiendo? Pues no es así. Todos los que nos tocamos la nariz al hablar no somos unos mentirosos. Y si lo fuéramos, tocarnos la nariz no sería la prueba que lo demostraría.

Tocarse la nariz o cualquier otra parte del cuerpo es técnicamente un gesto adaptador, y analizado de forma aislada solo indica un intento inconsciente de modular la emoción que estemos sintiendo en ese momento. También puede ocurrir que simplemente nos pique, y por eso nos rascamos. De ahí la importancia de ser muy prudentes a la hora de generalizar, o de sacar conclusiones precipitadas fuera del contexto.

Por el contrario, las cinco recomendaciones incluidas en el vídeo que acompaña este post sí cuentan con el aval de la ciencia. Quizás te parezcan muy elementales, pero están contrastadas una y otra vez, y te garantizo que todas las investigaciones han demostrado su fundamento científico.

Estas cinco recomendaciones son la base principal de la conducta no verbal, el núcleo duro, el abc de nuestro lenguaje corporal. Te invito a ponerlas en práctica. Verás que funcionan:

1. Sonríe

tip 1 sonrieLo primero es sonreír. Sonríe siempre que puedas y hazlo cuanto antes. En un escenario, en público o en privado, al tratar con un cliente, al saludar a un paciente, al pedirle un aumento al jefe, da igual la situación, cuando vayas a establecer una comunicación con alguien, conozcas o no a esa persona, muestra siempre tu mejor cara.  Siempre que las circunstancias lo permitan, tienes que sonreír, y tienes que hacerlo antes de empezar a hablar. Verás cómo enseguida fluyen las cosas, porque una cara amigable hace que la otra persona tenga inconscientemente una buena impresión de tu actitud, y aumentará su predisposición a escucharte.

2. Mira a los ojos

tip 2 mira a los ojosLo segundo más importante es mirar a los ojos de la persona con la que hablas. Establecer contacto visual es una de las técnicas más poderosas para conectar con los demás. Algunos autores aseguran que hay que mirar a los ojos como mínimo un 40% del tiempo cuando hablamos, y un 70% del tiempo cuando escuchamos. Estudios más recientes han descubierto, sin embargo, que mirar a los ojos no causa el mismo efecto en personas extrovertidas que en personas introvertidas. Por eso lo importante no son los porcentajes; no es una cuestión de mirar mucho o poco, sino lo suficiente para que las miradas se crucen durante la conversación, de forma que ambos se sientan cómodos y la comunicación fluya.

3. Abre tu cuerpo

tip 3 abre tu cuerpo2No escondas tu anatomía. Abre tu cuerpo a la persona con quien hablas o al público al que te diriges. Está demostrado que una postura vertical, abierta, simétrica y estable, inspira confianza en los demás. El torso expuesto y dirigido hacia tu interlocutor te hace parecer más confiable y transparente, es una posición que invita a la proximidad y facilita la conexión. La postura abierta es una de las señales más instintivas de nuestra especie, que probablemente lleve más de cien mil años perfeccionándose en nuestro ADN.

4. Muestra tus manos

tip 4 muestra tus manosEnseña las manos al hablar, y si puedes estrechar la mano de la otra persona, mejor, porque el tacto es algo que nos acerca. Mostrar las palmas abiertas es otro de los gestos más primitivos del que disponemos los humanos para expresar buenas intenciones, para convencer a los demás que no tenemos nada que ocultar. Y un detalle importante: está demostrado que los gestos ilustradores realizados al hablar son un fiable indicador de credibilidad, aunque para que resulten auténticos tienen que ir siempre por delante de las palabras (unas fracciones de segundo).

5. Controla tu voz

tip 5 controla tu vozY por último, la voz. Nuestra voz puede decir tanto o más que las palabras. Es uno de los indicadores emocionales más potentes -junto con las expresiones faciales-, y por eso es tan importante saber gestionarla. Controla sobre todo el tono y el volumen. Está demostrado que los tonos muy agudos y el volumen muy alto restan crédito a lo que dices. La calma es señal de que la situación está bajo control, y eso facilita muchísimo la comunicación. Cuidado con el tono y el volumen de tu voz.

 

The following two tabs change content below.
César Toledo
Consultor de comunicación, experto en análisis y máster en Comportamiento No Verbal por la Universidad Camilo José Cela y la Fundación Universitaria Behavior & Law. Miembro de ACONVE y de la Asociación de la Prensa (FAPE-FIP). Fundador de analisisnoverbal.com.